Publicado el Deja un comentario

Ilustrando (en) la cuarentena

He creado este artículo del blog para agrupar todas las ilustraciones que voy haciendo mientras dura esta cuarentena. Las frustraciones y sensaciones que estamos viviendo durante esta dichosa epidemia mundial del coronavirus.

Todos estos dibujos que voy a ir haciendo y subiendo durante estos días, van a estar influenciados por el estado de ánimo en el que me encuentre en estos momentos.

Hay días en los que me levanto muy contenta con ganas de saltar y crear constantemente. Hay otros en los que no me levantaría de la cama. Otros en los que estoy y ya está.


LOS DÍAS
A juzgar por el calendario,
suceden los días. El espejo
vomita su tiempo.
No es cierto.
No los días los que imprimen
los accidentes en mi rostro,
no depositan ellos la ausencia
en la comisura de mi boca.
Los días no me visten con este rictus
de permanente tristeza, no me doblan la espalda,
no secan mi sexo.
 Son mis dudas mis labios mi humo,
mi insomnio el beso
del vino blanco los domingos;
el recorrido que las lágrimas
han abierto en mi corteza.
El día la muerte lenta que acontece
mientras yo me encojo me extingo me quiebro
el día permanece siempre, el día me vive
el día me vive
y yo
me voy sucediendo.
(Poema de Marina Carretero Gómez )

También hay días en los que recibo malas noticias y no puedo hacer nada desde casa, días en los que necesito a mi familia y amigos y no los tengo cerca.

¿Cómo estas?
Tirando ¿Y tú?
A ratos…

Esa sensación que tengo cuando salgo a hacer la compra o a pasear a Lúa y me encuentro a alguien que conozco de lejos y no me puedo acercar… Que quieres hablar con esa persona y no sabes si es lo correcto, que terminas haciendo señas a escondidas preguntándole que tal está y mientras te dice que bien levantando el pulgar…

¿Cuándo podré abrazarte?

Los días pesan, y mucho. Parece que esto del Covid-19 va para largo, y no sabemos hasta cuando. No sabemos si desaparecerá o volverá cuando recuperemos nuestra vida.



Es la naturaleza lo que más echo en falta.
Es la naturaleza en la que pienso nada más asomarme por la ventana.
Es la naturaleza la que imagino cuando cierro los ojos:
Imagino que estoy en medio del campo, y que todo crece de manera libre y voraz ⚘
Pd. Los días pesan, pesan bastante.
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *